.............Aúlla a la Luna, no te arrepentirás..............

The bard's song will remain

Myself, three personalities on my own

Two Clouds Considered to be so cool and calm. His role is the trickster, imparting lessons through his pranks, pranks that can be far from pleasant. Just as important is his ability to act as a voice of dissent or devil's advocate with far less fear of punishment. In a society as traditional and conservative, a free-thinking individual with the right to speak his or her mind is absolutely important, whether to encourage change or to reaffirm the current position through the challenges he provides. His duty is to provide a contrasting view, and also to help their friends find their quarry, or to elude their pursuers. He may also use humor to lighten the mood or break up arguments, often acting as an "omega" to turn hostilities toward themself.
Adopt a Dragon or pet of your own at http://www.thedragonisle.com!

diumenge, 20 de novembre de 2011

Ains

Entrecerrando los ojos lo suficiente para que solo entre una brevísima chispa de luz. Tu silueta se dibuja desnuda ante mi mirada penetrante. Negro sobre blanco, cada una de tus curvas se me antoja mejor que la anterior, un destello aparece en mitad de tanta negrura sombría.
Tu sonrisa.
Empieza a iluminarse tu rostro. Tus ojos me llaman me reclaman mi atención, me hipnotizan, me atraen como si dos imanes fuesen y no puedo más que rendirme y dejarme atraer y quedar prendido.
Se ilumina tu cuello y con su visión he de humedecerme los labios, quiero besarlo, quiero chuparlo, abrir mi boca y llenármela con él... la luz me quiere matar lentamente... aparecen tus hombros. Desnudos, no puedo mas que seguir besando y chupando cada centímetro de piel que veo.

La luz empieza a bajar, lentamente, pausadamente, sin prisa... me ataca los nervios. Estoy mirando, quiero ver.

Tu espalda aparece desnuda por completo, la luz sólo llega hasta el inicio de tus caderas, quiero tocar esa espalda quiero besarla, sentirla, pero por alguna extraña razón queda demasiado lejos de mi alcance. Mis manos están atrapadas en una curiosa barrera transparente. Conforme acerco mis manos, tu cuerpo va dándose la vuelta. El perfil de un pecho amanece conforme acerco mi mano, se me hace un nudo en la garganta, cuanto más veo mas ansias de acercar la mano tengo. Raudo y presto alzo mi otra mano para ayudar a “empujar” esa barrera invisible. Empiezo a percibir el calor de tu piel en mis cálidas manos y las dirijo a tu cintura, quiero sentirte, quiero saber que hay ahí, no puedo descenderlas, parece que el camino esta marcado, cada una de mis manos ha de acoplarse a cada uno de tus pechos. Las pongo encima e inmediatamente noto como los pezones empiezan a endurecerse. Esa pequeña reacción hace que me excite y yo mismo experimente una apremiante presión en mi pantalón. Los toco con suavidad, con delicadeza, como si de dos fuentes de néctar se tratase. Me deleito en su suavidad y tersura.

Un escalofrío recorre mi espalda y una leve brisa de aire me permite darme cuanta que puedo bajar mis manos.
Bajo una de ellas hasta al cintura y conforme se acerca, la sombra empieza a desaparecer desde los pies hacia arriba. Me quedo embobado mirando como va apareciendo la piel centímetro a centímetro sintiendo como mi excitación aumenta. Llega a la rodilla, y yo ya he olvidado cuello hombro pechos o sonrisa... nada mas existe, solo la piel que aparece con la calma necesaria para que mi ansia aumente. Medio muslo y ya mi mano quiere explorar lo que mis ojos ven. Tacto suave y firme, sigo la ascensión de la luz acariciando la parte interior del muslo. Mi otra mano se une, ambas en la parte interior de cada muslo.

Se empiezan a oír suspiros y jadeos, otros tipos de luces entran en juego. La oscuridad empieza a desaparecer y sombras se dibujan en penumbra. Ahora te miro a los ojos, te beso los labios, mis manos recorren tu silueta, las tuyas recorren mi espalda, una se posa sobre un pecho tuyo y mis labios succionan tu cuello. La otra se pierde entre tus piernas para deleitarse paseándose cerca de tu humedad hasta que encuentra la entrada y decide traspasarla...


D.r.D

dijous, 17 de novembre de 2011

Deberes de inglés o Declaración escrita

Let me tell you what I want to say:
You're the only one
who can make me feel this way.
My kind of Lady - no better love could I embrace.
No better heart
no other face can quite compare with you.
You came along and then you mend my broken dreams.
I was so down and then as foolish as it seems

You gave me your affection
yeh baby
you came through.
Oh my honey
you know I'll love you every day.
When things go wrong we'll find a way. I'm so glad I met you

Much more than I can ever say.
We're making plans and holding hands just like before.
We'll try again
we'll make amends along the road.
It's feelin' good
just like it should this time we know

We'll share each others's happiness for now and evermore.
I've been wastin' my life away. I've got a message for you today

To tell you that you are -
My kind of Lady - I'm not the same since I met you.
All of my dreams had fallen through and then you came along.
One magic night when things went right it was so fine

Looked in your eyes and realized that you were mine.
And nothin' under the sun and moon can make us be apart.
Oh my baby - you know I'll love you all the way.
When times get hard we'll smile and say: I'm so glad I met you.
I'll love you more and more each day.
We're making plans and holding hands just like before.
We'll try again
we'll make amends along the road.
It's feelin' good
just like it should
this time we know

We'll share each others happiness for now and evermore.

diumenge, 13 de novembre de 2011

Mañana, desdicha

Llegaron tarde las palabras.

Pensamientos sencillos en sencilla sincronía.

Tañeron la cuerda  que sabían debían tañer.

Y ahora regreso a un mundo claro
donde demasiada luz ciega mis ojos,
donde mi piel se abrasa
y mis ojos se exprimen.

Regresaré al pozo
donde fango y musgo
me acompañan.

La humedad esquiva hará acto de presencia,
como ahora, cuando no sea esperada.

Dedicarte mis palabras es natural y sencillo
pues borrosa imagen en mi imaginación es lo que me inspira



Leer la tuya a lo lejos y distante...


...atormenta mi mente.


D.r.D

divendres, 4 de novembre de 2011

I need to Know

Arraigo sentimientos y pensamientos por igual
a una marchita noche que se desvanece
en el contoneo de las horas lentas.

Transportado constantemente por suaves palabras
que me elevan a la desesperación
y me hunden en la esperanza.

Tímidas palabras brotan temblorosas
para llegar hasta tus oidos, atravesando tus ojos,
mudas de sonido, cargadas de mi voz.

Pueda percibir tu perfume allá donde respire
y saborearte allá donde mi paladar se deleite

Pueda oir tu risa jovial allá donde no haya silencio
y sentirte allá donde mi piel quede desnuda.

Cada vez que cierro los ojos te veo
y despierto te sueño.


D.r.D

dimarts, 16 d’agost de 2011

Perdón

Permíteme que por unos instantes sea yo el que con ojos húmedos sea incapaz de hacerte dibujar una sonrisa.

Permíteme que me los seque escondiendo mi cara en tu piel y ahogando mis sollozos en tu pelo.

Permíteme que mis brazos te rodeen buscando consuelo en estas horas de extrema soledad.

Permíteme que sea tu regazo donde repose mi maltrecha mente y que tus caricias sean mi único sentir.

Permíteme amarte, compartir tus besos, tus caricias, tus risas, mi llanto, mi melancolía, mi manera especial de ver las cosas.

Permíteme pedirte perdón por permitirte hacerme daño.

Permíteme que vuelva a encerrar mi corazón.

D.r.D

diumenge, 14 d’agost de 2011

El túnel del Metro

Palabras pequeñas para un boca grande que sabe cuando callarse y no sabe cuando hablar.

Ábrase un camino de sonidos que la mente pueda transmitir para que se puedan entender sin necesidad de pronunciar ni un sonido.

Una mirada compartida suple esta necesidad imperiosa.

Espesa negrura es lo que se ve cuando se quiere mirar.

Emigran sonidos del pasado al presente y del futuro al pasado balanceándose con su propio compás.

D.r.D

dissabte, 23 de juliol de 2011

Permíteme que, mientras el sueño me alcanza y miro las estrellas a traves de la ventana, piense en ti y te añore un poquito. A cambio podrás cerrar los ojos y soñarme.

Despertó sobresaltado. La excitación del sueño era demasiado real. Demasiado impactante.

Allí estaba ella, con lágrimas en los ojos, un pañuelo de papel arrugado en mano, sola, sentada en una silla en mitad de ninguna parte. Sólo ella... y él. Se acercó cautelosamente, casi con miedo de no espantarla, tendió una mano con un pañuelo limpio ¿Señuelo? Ella lo tomó sin tan siquiera mirarle a la cara. Con un hilo de voz delicado suave y casi inexitente, ahogado entre sollozos moribundos le dio las gracias. Respondió él con voz suave, calma y melosa. Una voz a todas luces para atraer su atención. Nunca le había gustado ver mujeres llorar y mucho menos si eran conocidas, Le hacían sentirse impotente, débil, pequeño, deseperado. Él no le apartó la mirada en ningún momento, y tapoco le soltó el pañuelo que ella acababa de coger. Eso la obligó a ella a mirarle a la cara, mirarle a los ojos.
No había nada que destacar en esa cara. Ojos marrones, nariz media y labios estándar. Se podría destacar que por ser una cara sin rasgos dignos de mención, era una cara vulgar. Nada más allá de la realidad. Todo el conjunto llamaba la atención porque todo encajaba perfectamente con todo, no había nada fuera de lugar con la excepción de las lágrimas que caían por sus mejillas dejando profundos surcos de sal.
En ese momento fue cuando él se acercó para susurrarle al oído algo que no recordaría segundos más tarde. Ella se lo quedó mirando a los ojos fijamente. Él quedó maravillado por la leve humedad de sus labios y entonces ocurrió. Se inclinó levísimamente hacia ella y sus labios se encontraron. Rápidamente él se apartó con miedo de haber cometido una estupidez pero ella en el momento que notó que sus labios se habían separado fue a buscarlos de nuevo. Lo necesitaba.
Ante el segundo contacto él puso su corazón y alma en sus labios. Los labios de ella estaban fríos, inertes, faltos del calor que el contacto con otros labios proporciona. La humedad de las lágrimas y de las veces que había pasado la lengua por ellos no ayudaba en absoluto. Ella se separó y abrió los ojos. Él abrió sus ojos a la par y vio algo en los de ella que supo que no olvidaría jamás. El tercer contacto de los labios fue apasionado,ardiente, necesitado por ambos. Pero los labios de ella se negaban a abrirse y a entregar su precioso secreto. Él, por su parte, decidió pasar sus brazos alrededor de ella en un abrazo que parecía que la estaba engullendo. Sus labios se abrieron tímidamente y la punta de su lengua salió un poco avergonzada camino de acariciar los labios de ella. Primero el de abajo, pequeños toquecitos como quien llama a la puerta, después el de arriba, acariciandolo tratando de eliminar ese frío que los tenía atenazados. Ya cuando iniciaba el camino de regreso, derrotada e insatisfecha, apareció un frescor nuevo, una cavidad oscura se abría delante suyo y cual animal salvaje que ve una salida, rápida como una serpiente se abalanzó la lengua de ella sobre la de él. Danzaron juntos por una eternidad. Ya la sal había desparecido y el frío no era más que un mero recuerdo en el infinito, ya no había pañuelo, ni silla.

Sólo la necesidad.

Sólo estaba el beso.

El deleite.
El placer.

Y sus labios no se separaron y hoy aun siguen su particular batalla y enfrentamiento. Y él solo puede seguir recordándolo como una de las más bellas historias que es capaz de recordar.

D.r.D

diumenge, 22 de maig de 2011

Sácole brillo al grillo.

Hele aquí de nuevo, cansado y abatido, encerrado en un silencio que lo ensorcede. Salió al exterior para comprobar si existía alguna diferiencia entre el antes y el después. Se calzó con sus tradicionales deportivas, ropa deportiva cómoda, teléfono móbil, llaves de casa y el monedero con sus pocas monedas y su documentación. A su espalda cerró la puerta con su tradicional gentileza y esperó pacientemente el ascensor que acudía con pasmosa calma a su llamada. Nadie más en el bloque decidió salir o entrar en ese instante por lo que las charlas vacuas y vanales de los vecinos no le importunaron en esta escapada. Salió a la calle y ya lo primero que notó fue molesto. Ruido. Coches pasar, murmullo de gentes, música estridente... tardó demasiado en ponerse sus auriculares y aislarse del mundanal barullo de sinfonías desparejadas. Una vez aislado, la segunda molestia. La Luz. Había una claridad vergonzosa para las horas que eran, pero claro el invierno no puede durar para siempre y en algun momento la primavera y los días más largos han de regresar. Poco a poco toma el camino que le ha de llevar hasta el final de la calle donde con paciencia gira a la izquierda. Por delante una acera, 3 bocacalles y rodear un edificio de color verde. Sin pensar en el trayecto sigue andando atento a lo que suena en sus auriculares y a las ideas que fluyen por su maltrecha mente.

Fresas, dulce mermelada, empalagoso perfume atora su sentido del olfato durante veinte pasos, no le ha dado tiempo de aguantar la respiración para que no le violase de la manera que lo ha hecho. Veninte pasos despues el olor ya no es ni recuerdo. Una mirada furtiva cautiva su atención por un espacio de tiempo suficientemente largo como para atraer sus pensamientos. Unos ojos marrones con delicadas cejas y pestañas largas. Remarcable la ausencia de maquillaje y la falta de necesidad del mismo. Entre esos ojos se hallaba una nariz delicadamente perfilada y puntiaguda sobre unos labios serenos y serios que dibujaron una sonrisa pícara en cuanto sus miradas se cruzaron. De pómulos prominentes, cuello largo y cabello corto o recojido. Todo un deleite para un observador voraz. El tiempo se ha acabado y ya ha quedado atrás, de nuevo la acera está enfrente y con ella las bocacalles y el edificio verde. De pronto sus ideas giran entorno a lo mismo una y otra vez, no se cansan sus neuronas de divagar ni de vagar sin rumbo ninguno.

Cae la noche implacable y con ella llega el final del paseo. De nuevo espera al ascensor, de nuevo ningún vecino se cruza en el portal. De nuevo se pone delante de la ventana desvirgando más fondos blancos, haciendo con el tiempo lo mismo que el tiempo hace con nosotros mismos. No ha visto el amanecer y ya se encierra bajo las sábanas.

divendres, 15 d’abril de 2011

“…we are part of the story, part of the tale…”


Ensimismado en palabras que cobran diferentes vidas y a las que se le pueden atribuir diferentes significados, ve reflejadas las ansiedades y necesidades y logros y deseos de otras personas que ponen en su mente las imagenes de sus ideas y las pintan de diversidad y de anonimato. Así le atrapa el siguiente amanecer, con las manos en la paleta de letras, dando forma a un sueño nunca perseguido y nunca deseado. Quizá consiga hacer de ésto un proyecto con final y que no quede abandonado en los primeros estadíos de su nacimiento. Cierra todas las ventanas pero entreabre un pequeño portón para poder asomarse a un mundo bizarro de conocimiento supremo, donde brilla por su ausencia la fuerza de voluntad.

Y lo escupe con tesón sobre el virgen fondo de la ventana sin reflejo y sin transparencia, plasmando todos y cada uno de sus pensamientos. Hipocrita cínico está hecho pues no plasma ni la mitad del conocimiento que tiene ni tampoco la mitad de lo que quisiera dar a conocer. Llegará el día que lo haga, o eso espera, pero mientras tanto se conforma con escribir un primer capítulo introductorio, unas páginas para situarse él mismo en este nuevo mundo y situar a todo aquel a quien pueda dirigirse. No hay prisa, así que con suavidad teclea palabra a palabra, frase a frase, toda la serie de pensamientos que no escapan al tiempo y quedan como reminiscente de su pensamiento cuerdo.

Ah! Que iluso! Como si el hecho de aplicar suavidad al tecleo hiciese que las penas fuesen más dulces o incluso llegasen a ser agradables.

La Luz empieza a molestarle, los sonidos que trae la mañana también, los bostezos causados por la falta de sueño y las dosis de drogas ingeridas premeditadamente empiezan a ser más frecuentes y seguidos incitándole a abandonar o, cuando menos, posponer la tarea que trae entre manos hasta que de nuevo la escasez de luz y de ruidos molestos y cansinos le faciliten la labor de poder distraerse haciendo una de las pocas cosas que le gustan.

dilluns, 4 d’abril de 2011

La Mañana

La Mañana

Abril, inicio de privamera. La claridad gris de un cielo nublado le hizo darse cuenta de la hora tardía que era. Se había sumergido otra vez en esos mundos imaginarios que le distanciaban de esta realidad que nos envuelve. Ojos rojos y mirada cansada, cuerpo pesado y dolor de espalda, se arrastra como puede hasta llegar al cuarto de baño donde prepara para cortarse el pelo y adecentarse la barba. Se podría afirmar que no tiene un estilo característico ni una imagen propia, unas veces de una manera y otras de una totalmente diferente. Reflejo claro del rumbo que no tiene en su vida. Le espera su médico de cabecera para una visita rutinaria y ahí está, escuchando música mientras se acicala lo mínimo indispensable para no llamar la atención más de lo que habitualmente ya hace.

Tras un último vistazo a las últimas noticias coje su chaqueta, saca una grajea de goma de mascar y emprende la ruta corta y triste hasta el centro de atención médica. Allí, tras esperar unos minutos le atiende su médico. “pase al consultorio 5, sientese en la camilla y relajese que en breve iré a tomarle la tensión”. Suerte que llevaba su libro para entretenerse y olvidar el motivo de la consulta y el nerviosismo que despierta en él.

"Francia, 1815, Napoleón regresa de su destierro en la Isla de Elba y a su paso va reuniendo cada vez más y más soldados y gentes que simpatizan con él..." Lo que tiene darse cuenta que más vale malo conocido que bueno por conocer.

Por fin el médico aparece de nuevo, le hace el chequeo y le da día y hora para la visita con la infermera. Hay que esperar una semana y un día más.

El paseo de regreso se antoja corto y sin embargo se hace eterno. Cada paso es un alfiler que, con suma delicadeza, perfora todos los puntos de dolor que pueda tener alguien en la espalda y la meta no proporciona alivio alguno pero hay que llegar. Espera el cocktel de Iboprufeno con Paracetamol bañado por una chispeante gaseosa para disimular los gustos de tan amargos sabores.

Se sienta delante de su ventana al mundo y lee los titulares de las últimas noticias... ¿o deberíamos decir de las catástrofes? Nada positivo saca de los titulares por lo que no se lee ninguna de las noticias, Mal de muchos, remedio de tontos. Decide acostarse a ver si le pasa el dolor ahora ya mitigado despues de ingerir su ración de drogas correspondientes y pide que le despierten a la hora de comer.

Come y vuelve a asomarse a esa ventana opaca de conectividad distante y diáfana, se pierde en miradas vacías y en silencios mudos. Por mucho que lea no aprende y por mucho que aprende apenas si se sacia. Las horas transcurren con una velocidad pasmosa haciendo que llegue el anochecer sin ser anunciado y con él la cena y la diversión de más horas con la mente centrada en el exterior de esa ventana. Su único consuelo real es poder escuchar música constantemente, alejar el silencio con vibrantes sinfonías de diferentes estilos y tendencias.

D.r.D

divendres, 11 de març de 2011

Trazos redundantes

Noche, que raro. Quien iba a decir que escribo mientras el cielo esta negro, hay poca luz y el silencio es casi absoluto.
Música, que raro. Quien iba a decir que escribo mientras escucho canciones diversas de diversos estilos e interpretes.
Levanto la vista a la oscuridad y dejo que me invadan esos tonos y notas y melodías y armonías y disonancías.
Vuelan raudos pensamientos, ágiles, escurridizos, escapistas; imposible plasmarlos con mi lento teclear.
Mucho, demasiado recorre el camino de las neuronas, seguramente de nuevo la mañana me encuentre despierto y me invite para ir a dormir.

Mañana Sopa, con que acompañamos la sopa... es una duda.

Hoy he estado en un prado, acompañado por mi querida plateada, por sus lágrimas, por sus gritos, tambien me ha acompañadomi fiel compañera inseparable por mas reodeado que esté. Cuanta fidelidad, cuanta devoción.

Curioso no poder concretar lo que se quiere escribir... Dan miedo las palabras que borro entre que bajo la vista del teclado y vualvo a subirla para ver que aparece en la pantalla.

Aquí lo dejaré por hoy.

D.r.D

divendres, 14 de gener de 2011

One More Day to Fall Sleep

Blanca. Así se presentó ante mis ojos entrecerrados.

Inmensa. Ocupaba absolutamente todo mi campo de visión, mi reducido campo de visión aún borroso tras este medio despertar y este abrir de ojos incrédulo.

Alargué la mano temblorosa. ¿Qué podría ser eso que estaba a mi lado en la cama? El movimiento fue lento, pausado, calmoso, incluso se podría decir que tranquilo, pero mis nervios empezaban a parecer flores en primavera.
Una lluvia de nuevos colores a cada cual mas brillante y más llamativo que el anterior me recorrían todo el cuerpo por debajo de la piel. El trayecto se hizo eterno y una eternidad tarde en darme cuenta que simplemente mi mano no se movía, había llegado a esa blancura.
Mis ojos empezaban a enfocar pero algo hizo que los cerrase. Esa sensación melosa que acariciaba las yemas de mis dedos. Esa deliciosa tersura y suavidad y calidez. Mi menté voló un poco más allá de donde estaba, aquí tirado en la cama. Apareció en un nuevo mundo donde todo eran juegos de sombras y más sombras. Luces de velas y olores de aceites aromáticos e inciensos. Susurros. Roces de ropas. Escalofríos.

Mi mano.

Suavemente recorría de arriba a abajo esa deliciosa superficie lisa y tibia. Subía y descendía por suaves recortes en el horizonte. Sólo había Blanco y Negro.

Algo se removió muy dentro de mi conciencia, una sensación de agitación hizo temblar todo mi ser. Un terremoto. El horizonte se plegó sobre si mismo dando paso a una nueva formación.

La curiosidad llevó de nuevo mi mano a ese foco de luz en medio de la oscuridad. Otra vez encontré la tersura, calidez y suavidad antes mencionadas. Otra vez sombras sobre sombras. Susurros y roce de ropas. Calor y cansancio.

Fue en ese momento que caí dormido y empecé a soñar que escribía.

D.r.D

dissabte, 1 de gener de 2011

Pueda el tiempo correr largas distancias

The lonliness of the long distance runner suena ininterrumpidamente en los auriculares casi adheridos a mis oidos. La noche va y viene con su crepitar de estrellas en el cielo acompañándome como fiel, aliada y añorada amiga.

He vuelto a leer compulsivamente. Sí, com-pul-si-va-mente. Dune en 2 días Silmarillion en 1... quizá retome dentro de poco mi pequeña perversión por la fotografía, pero la camara nunca consiguió captar lo que yo quería inmortalizar. Quizá me rendí demasiado pronto. O quizá simplemente lo dejé de lado porque vi que era un aparato no adecuado a mis manos...

Aquí estoy escribiendo esto 1 año y 2 meses despues de declararlo defenestrado. ¿Tenía seguro a todo riesgo? Yo no lo pagaba, miento yo lo pagaba con cada pensamiento puesto en cuarentena... ains a quien quiero engañar. El mundo es una carrera de muy larga distancia. ¿Puede el tiempo llegar hasta allí?

He escrito y vuelvo a escribir. Las sombras vuelven a poblar los rincones saturados de luz de mi mente y me permiten ver aquello que me estaba velado anteriormente. Mucho tiempo ha pasado. Sigo buscando mi musa.

Esta entrada se la quiero dedicar a la que en su día fue mi Angel de ojos Verdes. No lo leerá estoy convencido, no perdería el tiempo en alguien como yo. Seguramente a medida que vaya escribiendo iran apareciendo títulos o frases de canciones quizá con relevancia quizá únicamente porque me apetece ponerlas. Sed indulgentes con mi escritura. Si os cansa, dejad de leer, más no puedo pedir.

"Lines on your face don't bother me, i can't help my self i've got to see you again"

Todo empezó como empieza todo lo interesante, por accidente. Líneas de texto en un canal del irc, horas y horas de conversaciones. De ahí salto al msn, más privado más personal. ciertamente llegué a un conocimiento profundo. Quedada en Madrid. Una despedida en la estacion de tren. Una media sonrisa al volverte para ver si aun estaba viendo como te alejabas y lo supe. Te Alejabas. Adiós. Tube que pasar página.

"and i dream a place where i can see your face". "sabes que soñaré, sino estás que me despierto contigo, sabes que quiero más no se vivir sólo con cnco sentido"

Quedas resumida mi Angel de ojos verdes. E inmortalizada. Y por siempre jamás en un rinconcito de mi mente.
Has sido una de las pocas personas que han hecho que mi conciencia adquiera dimensiones nuevas dentro de un sueño.
Me gustaría volverte a soñar